Los demás también somos familia

Imagen4

 

Para una familia con un hijo con un corazón distinto no es fácil ni recibir la noticia, ni seguir los tratamientos o hacer cambios en su vida cotidiana, si es que se requieren. Una reacción normal es conc...entrar todos los cuidados y esfuerzos en el niño con un corazón distinto, lo cual no necesariamente es apropiado para sus hermanos o para los mismos padres.

Algunas preguntas que nos hacemos son:

    • ¿Se le debe dar un trato especial?
    • ¿Qué hacer con el reclamo de otros hermanos de tener un trato similar?
    • ¿Qué hacer para que el ritmo, dinámica cotidiana y planeación de la familia no se centre totalmente en el niño?
    • ¿Cómo evitar la “cardiopatitis” familiar? (esto significa que toda la vida cotidiana se centre en la cardiopatía)

Sugerencias:

      • Ser claros en seguir las medidas médicas, pero tratar siempre de ser equitativos en beneficios y exigencias.
      • Explicar a los hermanos por qué se toman ciertas medidas especiales y buscar atender necesidades específicas de cada uno.
      • Evitar la “cardiopatitis”. Es decir, poner la cardiopatía en “su lugar”, pensar en las muchas otras actividades y proyectos en la vida, evitar centrar a toda la familia y todo el tiempo en la cardiopatía (clases, vacaciones, actividades familiares, entre otras).

Para reflexionar:

En tu caso ¿cómo recibieron o vivieron la noticia y que cambios le ha implicado a tu familia?

Contáctanos

Deseas saber más de nosotros?
Síguenos en nuestras redes sociales.

Reservados - Copyright © 2015 RaXa