...darle a tus hijos una mejor calidad de vida... Historia de Emmanuel

on Sábado, 17 Enero 2015. Posted in Historias

Historia de Emmanuel

Cuando nace mi hija, todo estaba bien, al mes y medio, aproximadamente, empezó con mucha tos, le hicimos un estudio de una radiología y vimos su corazón muy grande. La revisó un cardiólogo y vio que tenía cardiopatías congénitas algo graves, tenía una coartación de aórtica, un estenosis valvular aórtico y comunicación intrauricular e intraventricular. Para nosotros fue un golpe shockeante al no saber qué pasaba, nadie en la familia ha presentado síntomas semejantes, y se convierte en algo tenso, algo que te cambia la vida al no saber qué sucede.

Ya estamos aquí, con la oportunidad de Dios logramos entrar a este lugar y va bien, sigue habiendo esa adaptación de su corazón después de una operación que hicieron de coartación y un cateterismo de válvula y se está adaptando, ese ventrículo ya estaba muy dañado de la parte izquierda de su ventrículo, está en esa adaptación de recuperación, pero sique siendo bastante vulnerable en todos los sentidos, es muy complejo, esa es mi historia, muchas gracias. Es algo que no esperas, que no sabes y que no conoces; lo desconocido es difícil, es complicado, esa parte te shockea y no sabes cómo actuar. Se mueven muchas circunstancias, tanto directas como indirectas, el núcleo familiar, se transforma la vida social, el trabajo, todo se transforma.

Pero con el favor de Dios se tiene que dar bien. Pues es que es un proceso de tiempo, va a haber momentos, hay momentos en los que te trauma, no sabes qué hacer, caes en la desesperación, pero también en momentos donde hay mucha conciencia donde valoras mucho las cosas, donde aterrizas las cosas, no dejas pasar el tiempo porque sabes que cualquier cosa puede suceder, y darle a tus hijos una mejor calidad de vida, y emocional más que física y material, una calidad de vida emocional donde ellos valoren, donde generen ese valor de concientizar lo que tienen, las cosas y creo que se va dando solito, pero sí depende mucho de nosotros como papás, en mi caso mi hija va empezando y a lo mejor voy empezando yo en esto, Dios quiera y camine por esa parte de tener que transmitirle a ella esa seguridad propia para que haga su vida con su cardiopatía. Pero no sé a qué me voy a enfrentar, sin embargo, las experiencias que se nos permiten ver, estar aquí con la gente que ya tiene el caso como la señorita de 16 años, como el muchacho que nos platicas, como Kevin, son alentadoras en ese sentido y saberlos puede ayudar a hacer lo mejor que se puede con los niños.

Es todo un proceso, ahorita no se te decir cómo vaya yo a ser en un mes con mi niña, en 5 años, en 6 años, pero ahorita si puedo pensar que Diosito nos mandó esta bendición, yo lo llamo así porque nos deja saber que somos capaces de hacer algo más que lo rutinario, que lo cotidiano, el tener un ángel de este tipo. Y esa es la manera propia de analizarlo, porque, en lo particular me deja ir manejando mejor las cosas y no caer en la desesperación y en el trauma, en el miedo, en el temor de cómo va a suceder. Mi esposa viene después de 4 abortos, ya decidimos no tener hijos, y “chín” cuidándose y cuidando todos los factores para ya no embarazarse, quedó embarazada, en su embarazo no tuvo ningún riesgo y aquí está la niña. La hemos buscado desde hace mucho tiempo, tenemos un niño de 8 años, y ni modo de decir: “No”, no luchar o no hacer algo, es algo muy propio, muy personal, pero estas experiencias si te mueven la vida, te cambian la vida. Y para mejor. Yo sigo contento y muy agradecido a Dios, digo: “Duele ver que cae en niños inocentes, que ellos son los que batallan, esto duele, ¿Por qué él?” Pero realmente creo que la lección es para uno y la experiencia es para nosotros.

Leave a comment

You are commenting as guest.

Reservados - Copyright © 2015 RaXa